Ventriculitis

La presencia de células en el LCR, obtenidas de ventrí­culos cerebrales es sine qua non de . Algún grado de ventri-culitis acompaña a la meningitis, y como se ha mencionado, algunos trabajos apoyan el concepto de que los plexos coroideos pueden ser la ruta de entrada para la bacteria hacia el LCR en algunas formas de meningitis, lo que sugiere que la puede preceder a la meningitis en estos pacientes. Puede estar asociada también con infecciones de las derivaciones el LCR y drenaje ventricular externo. La mera presencia de células inflamatorias y bacterias en el LCR ventricular no necesariamente implica una inusual infección severa. Generalmente el tratamiento del proceso infeccioso primario permitirá la resolución de la .

La ventriculitis más severa se ve al romperse un absceso dentro de los ventrí­culos. Esto está asociado a una gran mortalidad. A

veces la ventriculitis puede llegar a ser loculada por bandas fibrosas que previenen la libre circulación del LCR. Esto limita la entrada de los antibióticos a los espacios infectados, y puede ocasionalmente requerir aspiración o un drenaje operatorio de las regiones loculadas.

La instilación directa de antibióticos dentro del ventrí­culo ha sido reportada en numerosos casos individuales y en series pequeñas. A veces esta técnica es la única para el manejo tanto intra-ventricular como con antibióticos sistémicos.

También puede interesarte...

Deja un comentario