Disección del encéfalo

La disección anatómica del cuerpo humano requiere amplio conocimiento, dedicación, tiempo y sobretodo un gran respeto por el material cadavérico. El lí­mite de posibilidades que nos ofrece la actividad de disección en el conocimiento y la investigación parece no tener lí­mite.

La disección del sistema nervioso en particular requiere atención, estudio, planificación y método.

El estudiante debe tener como principal objetivo el de respetar en la mayor medida posible los tejidos tratándolos con maniobras delicadas, disecciones lentas y en lo posible amplificadas con lupa.

Este manual pretende solo orientar al estudiante artista investigador en su planificación de la estructura de la disección y animarlo a profundizar sobre las áreas aquí­ planteadas.

Para que la disección del sistema nervioso sea rica y completa, debemos aprovechar cada momento de la misma, brindando especial esfuerzo a cada una de sus etapas.

Las etapas de esta disección del sistema nervioso central son :

â?¢Â  Los abordajes al cráneo

â?¢Â  La observación y disección de la duramadre y sus dependencias

â?¢Â  La observación y disección de la aracnoides

â?¢Â  La observación de la anatomí­a superficial del encéfalo

â?¢Â  La observación y disección de los pares craneanos

â?¢Â  La observación y disección de los elementos vasculares

â?¢Â  La disección del parénquima con cortes netos

â?¢Â  La disección del parénquima con técnicas de disección de fibras

â?¢Â  La observación de las ví­as nerviosas (sistemas de fibras)

â?¢Â  El reconocimiento y disección del sistema ventricular

ABORDAJE AL CRANEO Y DISECCION DE LA DURAMADRE:

El abordaje de la cavidad encefálica en disección debe ser amplio y cuidadoso, cuidando en todo momento que el cerebro que subyace a la duramadre no sufra presión alguna ya que es sumamente friable.

Se recomienda realizar una incisión biauricular en un plano de tejido blando hasta el hueso, rebatir ambos colgajos musculocutáneos hacia delante y hacia atrás, eventualmente se podrán hacer incisiones de descarga para logra la completa separación. El paso siguiente será una amplia craniotomí­a del vértex (Figura 1), continuando la craniotomí­a hacia el agujero magno con cortes de hueso desde la escama temporal al agujero magno, esto a cada lado del cráneo.

Figura 1: Vista lateral de preparado cadavérico que muestra una amplia craniotomí­a del vértex y la contigua duramadre surcada por la arteria mení­ngea media.

En la duramadre debemos reconocer las arterias mení­ngeas que la recorren, el seno longitudinal superior , la prensa de Herófilo , el seno longitudinal lateral y las granulaciones de Paccioni .

Luego de observar completamente la superficie externa de la duramadre debemos prepararla para su disección.

Se comienza la disección con un corte de la duramadre para lograr que se rebata en bisagra en el seno longitudinal superior a cada lado, procurando respetar en todo momento el tejido cerebral. Realizamos el mismo corte en la fosa posterior.

El siguiente paso es desinsertar la duramadre con tijera de sus dos fuertes fijaciones: en la Crista Galli y en el peñasco (Figura 2).

Figura 2: Disposición de la Hoz del Cerebro alrededor de las estructuras mediales y su inserción en la apófisis Crista Galli

El encéfalo continúa fijo a la base del cráneo a través de los nervios y vasos que lo irrigan.

La técnica para la separación debe ser sumamente cuidadosa cortando cada uno de los elementos de fijación con tijera larga y pequeña. Así­ el encéfalo completo podrá ser retirado en dirección supero dorsal.

OBSERVACION Y DISECCION DE LA ARACNOIDES:

Remover cuidadosamente la aracnoides y la piamadre de la superficie de los hemisferios cerebrales , entonces podrán ver las fisuras cerebrales y la superficie limpia. Hay que tener excesivo cuidado para no remover los nervios craneales y/o vasos de la base del cerebro (Figura 3). La aracnoides es una delgada y frágil membrana, semitransparente, que cubre y envuelve la totalidad de los vasos intracraneales. Su disposición en el espacio forma múltiples cisternas que el estudiante debe constantemente reconocer.

Figura 3: Disección de la aracnoides de la base del cerebro respetando los nervios y vasos.

OBSERVACIí?N DE LA ANATOMíA SUPERFICIAL DEL CEREBRO:

Se recomienda colocar al cerebro en posición anatómica para identificar el polo frontal, el polo temporal y el polo occipital (Figura 4).

Continuando con la observación examinar la base cerebral y observar el cerebelo , la porción de médula (si la hubiere), el bulbo raquí­deo , la protuberancia , el mesencéfalo .

Los dos hemisferios cerebrales están separados en la lí­nea media por la fisura longitudinal , y unidos por estructuras mediales.

Figura 4: Vista lateral del encéfalo con y si aracnoides.

Si separamos cuidadosamente los hemisferios desde la vista superior podemos encontrar una banda de 200.000 fibras interhemisfí¨ricas llamada cuerpo calloso . Dichas fibras cruzan la lí­nea media y conectar estructuras homólogas de ambos hemisferios.

Otras estructuras que unen ambos lados del encéfalo son la comisura talámica , la comisura anterior , la comisura posterior , el quiasma óptico y el tronco cerebral .

Para seguir con la observación colocar el encéfalo de lado y examinar la superficie externa del hemisferio.

En la examinación lateral debemos identificar los lóbulos cerebrales , y los principales surcos y circunvoluciones .

Los principales surcos son el surco central o Rolándico y el surco lateral o Silviano . Por delante se encuentra el lóbulo frontal , hacia atrás y el lóbulo parietal , el polo posterior está formado por el lóbulo occipital y lateral e inferior al surco Silviano el lóbulo temporal .

La superficie cerebral tiene forma corrugada, a través de surcos y circunvoluciones y con el objeto de ampliar la amplitud de la corteza.

El lóbulo frontal presentas 3 surcos paralelos horizontales, también presenta el surco precentral que es paralelo al surco central. La circunvolución que encontramos entre estos surcos se denomina circunvolución frontal ascendente , siendo este correspondiente a la corteza motora primaria .

EL lóbulo parietal presenta una circunvolución post-central o circunvolución parietal ascendente , o corteza sometosensitiva primaria . Asimismo podemos observar un par de circunvoluciones parietales horizontales.

Por debajo de la cisura lateral se encuentra el lóbulo temporal con sus surcos longitudinales.

El lóbulo occipital forma el polo posterior de cada hemisferio.

Para la examinación de las estructuras mediales también podemos abordar la zona pineal desde una visión infratentorial. Se debe separar cuidadosamente la superficie superior del cerebelo de la superficie inferior del hemisferio cerebral, con delicadeza remover la meninges que cubre el tallo encefálico. Se puede con esta maniobra observar los tubérculos cuadrigéminos que se encuentran en la cara dorsal del mesencéfalo.

Figura 5: Vista posterior del tronco encefálico. Ubicación de la glándula pineal.

Continuar con la observación rostralmente donde se aloja sobre la lí­nea media la glándula pineal . La glándula pineal se encuentra frecuentemente rodeada por estructuras mení­ngeas, se recomienda identificarla con el tacto, se siente como una pequeña masa gomosa, con corte de bisturí­ se pueden separar la totalidad de las meninges.

Hacia ambos lados es posible visualizar desde una vista posterior a los tálamos a ambos lados.

Otra parte en nuestra disección es el abordaje del surco lateral . El cerebro fijado con formaldehí­do tiene una consistencia endurecida pero altamente friable, se recomienda tratar con suma delicadeza los tejidos. Cuidadosamente se debe remover todo el tejido aracnoides.

El surco lateral contiene el sistema arterial de la cerebral media y se puede observar como sus ramas colaterales aparentan nacer de los bordes del surco, sin embargo las ramas principales y el nacimiento de estas colaterales se encuentran en la profundidad del surco y cubiertas por aracnoides.

Nuestro objetivo será buscar en la profundidad del surco el lóbulo de la í­nsula .

Durante el desarrollo la corteza de í­nsula ha sido cubierta por el crecimiento de los lóbulos frontal, parietal y temporal. Las partes de dichos lóbulos que cubren la í­nsula se llaman opérculos .

Hacia la zona anterior de la cisura lateral se pueden observar dos surcos, uno surco anterior y otro surco ascendente . Dichas fisuras dividen a la circunvolución frontal inferior en tres partes: orbitaria , triangular y opercular . Las últimas dos corresponden al área del lenguaje articulado o área de Broca .

Hacia el lí­mite posterior de la cisura lateral, y sobre el lóbulo parietal, se puede observar la circunvolución supramarginal , dicha área participa importantemente en el lenguaje.

Otra área de importancia funcional que debemos reconocer es la superficie superior de la primera circunvolución temporal , es una circunvolución prominente que incluye la parte posterior de la í­nsula, se denomina circunvolución temporal transversa o de Heschel , y corresponde a la corteza auditiva primaria.

Posteriormente vemos el plano temporal , que corresponde al área de Wernicke , la que es una importante zona de procesamiento de la palabra escuchada.

Por último, y siguiendo por el surco temporal superior, limitando con la fisura lateral, la circunvolución se curva dorsalmente y termina, esta circunvolución se llama gyro angular . Esta área participa en la actividad visual del lenguaje (Figura 6).

Figura 6: Zonas funcionales de los procesos del lenguaje interpretados por PET cerebral.

También se debe examinar la base de los hemisferios y así­ reconocer la circunvolución parahipocampal , y seguirla hacia delante hasta el gancho o uncus del hipocampo (Figura 7).

Figura 7: Circunvolución pericallosa o cí­ngulo más circunvolución del hipocampo. En su conjunto forman las áreas corticales del sistema lí­mbico.

Para la examinación de la cara medial del cerebro es necesaria la sección de las estructuras mediales.

Para ello es conveniente haber limpiado totalmente al encéfalo de las estructuras mení­ngeas. Luego con un ayudante que sostenga y separe con mí­nima fuerza los hemisferios cerebrales con tracción hacia fuera y empezando por el vertex, se localiza el cuerpo calloso y se comienza a cortarlo en dirección anteroposterior, con movimientos longitudinales y netos.

El septo pelúcido que se forma por una doble membrana ependimaria, sin embargo quedará hacia cualquiera de los dos hemisferios, se debe continuar con la leve tracción hacia fuera y con los cortes netos. Se cortan ambas comisuras y se separa el trí­gono. En este momento el alumno disector podrá estar viendo el piso del III ventrí­culo .

Si el encéfalo aún conserva el tronco encefálico podemos rotar 180º el encéfalo y dividir con bisturí­ el tronco cerebral por su lí­nea media hasta completa la separación total de encéfalo en dos mitades.

Comenzando desde abajo se puede identificar perfectamente el IV ventrí­culo , como continúa con el acueducto de Silvio para terminar en el III ventrí­culo que se forma entre los dos tálamos. La comisura gris intertalámica se observa seccionada.

Inmediatamente anterior al cerebro medio podremos encontrar dos porciones importantes del diencéfalo , el tálamo y el hipotálamo .

Observando el III ventrí­culo se puede encontrar el foramen intraventricular o agujero de Monro que lo une al ventrí­culo lateral de cada hemisferio. El margen anterior de dicho agujero corresponde a las columnas del fornix .

Hacia la región inferior del III ventrí­culo se puede encontrar el nacimiento del infundí­bulo que es el tallo pituitario de donde pende la glándula hipófisis . Es habitual no contar en los preparados con esta gl ándula. Para respetarla es necesario en la extracción del encéfalo desde el cráneo cortar el diafragma selar que la mantiene alojada en la silla turca del esfenoides . Inmediatamente posteriores al infundí­bulo se pueden observar los cuerpos mamilares y por delante del mismo el quiasma óptico . Dorsalmente al quiasma se localiza la comisura anterior y entre estos se encuentra la lámina terminalis que es una delgada membrana que forma la pared anterior del III ventrí­culo.

Dominando la cara medial se puede encontrar al cuerpo calloso , estructura con forma de letra C abierta hacia abajo, orientada horizontalmente y que consta de un cuerpo , hacia el extremo anterior de la rodilla del cuerpo calloso que termina en el pico del cuerpo calloso unido a la comisura anterior , y hacia el extremo posterior termina en el rodete o esplenio del cuerpo calloso que termina en la comisura posterior .

Inmediatamente debajo del rodete se encuentra la glándula pineal .

En este momento se debemos prestar atención a la disposición de la corteza cerebral en surcos y circunvoluciones en la cara medial del cerebro.

Debemos observar la configuración externa del cerebelo. El mismo consta de un vermis , y de dos hemisferios cerebelosos . Está dividido en tres lóbulos: anterior, posterior y floculonodular . Está completamente estructurado por surcos paralelos dando lugar a las folias , homólogas a las circunvoluciones en el cerebro.

OBSERVACIí?N Y DISECCION DE LOS PARES CRANEANOS

Una vez disecada la aracnoides y removida de la superficie cerebral y del tronco encefálico se pueden observar fácilmente los XII pares craneanos que nacen del tronco y del cerebro.

Una recomendación especial en esta disección es que la disección se base en la exéresis de la aracnoides con preservación de los vasos, y a estos removerlos en un segundo tiempo, ya que ser removidos en este momento pone en riesgo a los delicados filetes nerviosos que forman los pares craneanos. Además muchos de estos vasos, especialmente los cerebelosos rodean a los nervios y es necesario cortarlo con cuidado para su remoción.

Hay que identificar la totalidad de los pares craneanos, ellos son:

â?¢Â  I par, nervio olfatorio , recibe filamentos del bulbo olfatorio y termina en los tractos olfatorios que limitan la sustancia perforada anterior a nivel cerebral. Junto con el II par son los únicos que tienen su origen aparente en el cerebro, el resto nacen del tronco encefálico.

â?¢Â  II par, nervio óptico , se origina en la retin a recorriendo la cavidad orbitaria e ingresando al cráneo por el agujero óptico , se une al del lado contralateral por delante del infundí­bulo para formar el quiasma óptico decusando las fibras temporales de cada nervio. El quiasma óptico, el infundí­bulo y los cuerpos mamilares se encuentran rodeados por el polí­gono de Willis. Además hay que observar la relación del quiasma con la arteria carótida interna, cerebral anterior y comunicante anterior.

â?¢Â  III par, nervio motor ocular común , su nacimiento es muy cerca de la lí­nea media en la fosa interpeduncular , casi en el lí­mite con la protuberancia.

â?¢Â  IV par, nervio patético o troclear , es el único nervio que nace de la cara dorsal del tronco encefálico, lo hace debajo del tubérculo cuadrigémino inferior. Se lo observa rodeando el mesencéfalo, es el más delgado de todos los pares.

â?¢Â  V par, nervio trigémino , es un nervio grueso que nace en la cara anterior de la protuberancia. Es el único que nace de esta parte del tronco.

â?¢Â  VI par, nervio motor ocular externo , su nacimiento aparente es en el surco bulboprotuberancial y es el nervio mas medial de los que allí­ se encuentran.

â?¢Â  VII y VIII par, nervio facial y nervio vestí­bulo coclear o auditivo , sus nacimientos están muy cerca, lateral al VI par, el VIII par es el mas lateral de los tres.

Para seguir con el estudio del preparado se debe examinar el bulbo raquí­deo , en él se encuentran dos eminencias alongadas, visibles, en la cara anterior, conocidas como pirámides . El estudiante debe observar el lugar donde las pirámides se decusan ( decusación de las pirámides ) y que corresponden al lí­mite entre el bulbo y la médula espinal .

Lateralmente a la pirámide de cada lado se encuentra una prominencia de forma oval llamada oliva bulbar .

â?¢Â  IX, X y XI par, nervio glosofarí­ngeo , nervio neumogástrico o vago y nervio espinal , están formados por las raí­ces que nacen en el surco posterolateral o retro olivar (ordenados de rostral a caudal).

â?¢Â  XII para, nervio hipogloso mayor , está formado por las raí­ces nerviosas que emergen entre la pirámide y la oliva bulbar, están en la misma lí­nea que las raí­ces ventrales de los nervios raquí­deos .

Se deben identificar en este tronco encefálico numerosos elementos diferentes a los pares craneanos, pero importantes como los ligamentos dentados , el surco dorso medial , el surco dorso lateral , el fascí­culo cuneatus , el fascí­culos gracilis , etc. (Figura 7).

Figura 7: Cara anterior del tronco encefálico con el nacimiento de los pares craneanos. Imagen anatómica de la cara posterior del tronco, IV ventrí­culo.

OBSERVACIí?N Y DISECCIí?N DE ELEMENTOS VASCULARES:

Examinar la superficie ventral del encéfalo e identificar los cuatro vasos principales que irrigan Cerebro: las arterias vertebrale s y las arterias carótidas internas .

Las dos arterias vertebrales que ingresan a la cavidad encefálica a través del foramen magnum . A estas se las puede encontrar en la cara lateral de la médula. En su recorrido se hacen rostrales para unirse entre si a nivel del borde inferior de la protuberancia formando la arteria basilar . Dicha arteria corre ascendente y rostralmente a la protuberancia y termina bifurcada en sus ramas terminales las arterias cerebrales posteriores . Buscar donde la arterias cerebrales posteriores dan lugar al nacimiento de las arterias comunicantes posteriores , las cuales forman el polí­gono de Willis , rodeando el infundí­bulo y el quiasma óptico.

Hacia delante, las arterias comunicantes posteriores se encuentran con las otras arterias principales del cerebro, las arterias carótidas internas.

Las arterias carótidas internas se dividen en dos ramas terminales: la arteria cerebral media o Silviana y la arteria cerebral anterior (Figura 8).

Figura 8: Polí­gono de Willis. Arteria Silviana y sus ramificaciones en la profundidad del lóbulo de la í­nsula. Disección anatómica de las ramas colaterales y terminales de la arteria cerebral media.

Las primeras son más gruesas y van a profundizarse en el surco lateral ramificándose profusamente; las segundas continúan de manera longitudinal por la fisura interhemisférica.

La pequeña conexión entre las arterias cerebrales anteriores es la arteria comunicante anterior y es la que completa el polí­gono de Willis.

Los vasos encefálicos recorren al cerebro por su superficie externa lo que facilita el estudio de los mismos en la actividad de disección. Se deben observar las ramas colaterales y terminales de la arteria cerebral media en la cara lateral del hemisferio, el árbol vascular originado de la arteria cerebral anterior se encuentra en la cara medial del hemisferio y corriendo paralelamente al cuerpo calloso y el sistema de la arteria cerebral posterior se encuentra en al zona occipital.

DISECCIí?N DEL PARí?NQUIMA CON CORTES NETOS:

Para conocer la estructura interna del cerebro es necesario realizar cortes del parénquima y formar mentalmente la tridimensión con la sumatoria de cada corte.

Son posibles numerosos tipos de cortes y en cualquier dirección. Sin embargo se recomienda practicar cortes netos, rectos y en lo posible evitar los oblicuos.

En los diferentes cortes se deberán diferenciar en el análisis las dos fases del parénquima cerebral: las sustancia guí­as y la sustancia blanca, y las diferentes cavidades encefálicas.

Para facilitar los cortes del tejido nervioso se recomienda utilizar bisturí­ de hoja grande y mantenerlo todo el tiempo mojado.

Los cortes recomendados son (Figura 9):

�  Corte de Viussens, axial alto, sirve para reconocer el centro oval

�  Corte de Fleshing, axial a nivel de los ganglios basales, muestra las estructuras internas del cerebro.

�  Corte de Charcot, coronal, muestra las estructuras internas del cerebro.

Figura 9: Cortes cerebrales de Viussens, de Fleshing y de Charcot.

Se debe intentar localizar:

�  Cuerpo calloso

â?¢Â  Cuerpo y cuernos de los ventrí­culos laterales

�  Agujero de Monro

�  Septum pellucidum

â?¢Â  III ventr í­culo

â?¢Â  Comisura intertalámica

�  Comisura anterior y posterior

â?¢Â  Tálamos

â?¢Â  Quiasma y tracto óptico

â?¢Â  Núcleo caudado

â?¢Â  Núcleo lenticular (putamen y globo pálido)

�  Antemuro

â?¢Â  Cápsula interna, externa y extrema

â?¢Â  Lóbulo de la í­nsula

�  Hipocampo, parahipocampo, uncus

â?¢Â  Amí­gdala

�  Fornix

La experiencia del alumno disector abrirá nueva posibilidades de cortes incluyendo los cortes restos oblicuos y los cortes angulados. Las posibilidades son ilimitadas.

Para la disección del tallo encefálico y del cerebelo es necesario separar estas estructuras del tejido cerebral. Se debe seccionar en primer lugar la unión del mesencéfalo al tálamo realizando un corte recto que conecte el tubérculo cuadrigémino superior con el cuerpo mamilar.

Como tallo encefálico está cortado por la lí­nea media debemos profundizar la observación del sistema ventricular y de los pedúnculos cerebelosos.

Para completar la separación del cerebelo se deben cortar los tres pares de pedúnculos cerebelosos procurando identificarlos uno por uno y así­ lograr que cada corte tenga diferente dirección para diferenciarlos fácilmente en una posterior postración.

Para visualizar el piso del cuarto ventrí­culo se recomienda unir el medio tallo con el lado contralateral y así­ emular la anatomí­a si la incisión medial.

�  Se deben reconocer:

â?¢Â  Tubérculos gracilis y cuneatus

â?¢Â  Pedúnculo cerebelosos superior, medio e inferior

â?¢Â  Piso del IV ventrí­culo

�  Surco medio posterior

â?¢Â  Estrí­as medulares

�  Acueducto cerebral

â?¢Â  Eminencia Teres o colí­culo facial

�  Surco limitante

�  Receso lateral

â?¢Â  írea vestibular

â?¢Â  írea auditiva

â?¢Â  Triángulo del hipogloso

â?¢Â  Triángulo del Vago

Otro paso importante es realizar cortes axiales a lo largo del tallo para identificar las ví­as y núcleos que allí­ se alojan.

Pasando al cerebelo , al cual tenemos separado del tallo encefálico y cortado sagitalmente, podemos observar la fisura primaria , que es la más profunda de todas. También debemos localizar la fisura posterolateral que se encuentra entre el borde del lóbulo posterior y el flóculo.

Se deben identificar:

�  Velo medular

â?¢Â  Lóbulo flóculo nodular

â?¢Â  Flóculo

â?¢Â  írbol de la vida (disposición caracterí­stica de la sustancia blanca)

Se pueden realiza cortes parasagitales cada 1 o 2 milí­metros para buscar los núcleos: dentado, fastigio o del techo, globoso y emboliforme .

DISECCIí?N DEL PARí?NQUIMA CON Tí?CNICAS DE DISECCIí?N DE FIBRAS:

El primer paso para disecar los sistemas de fibras que corren dentro del cerebro es remover con ayuda de un bisturí­ grande y mojado los opérculos frontal, temporal y parietal (Figura 10).

Figura 10: Lóbulo de la í­nsula. Fascí­culo longitudinal inferior.

Se pueden visualizar fibras de asociación entre las distintas circunvoluciones, las fibras arcuatas o en guirnalda de Arnold .

Continuar con la disección sacar de a trozos y con cualquier instrumento romo (mango de bisturí­) parte de la corteza frontal y parietal hasta exponer un conjunto de fibras que corren en dirección anteroposterior que en su conjunto se llaman fascí­culo longitudinal superior (Figura 11).

Si se continúa en el mismo plano hacia la zona posterior de la cisura lateral y al opérculo temporal se puede identificar el fascí­culo arqueado que une el área de Wernicke con el área de Broca lo que constituye la ví­a de información del lenguaje de mayor importante.

Otro fascí­culo de fibras conecta el lóbulo frontal con el lóbulo temporal, es el fascí­culo uncí­ nato, puede disecarse removiendo la corteza de la región anterior de la corteza insular .

Nota recordatoria : manipule el instrumental con excesivo cuidado, el tejido es muy frágil!!!

Suavemente se puede remover completamente la corteza insular, de a 1 o 2 mm cada capa, hasta encontrar la cápsula extrema , y a 2 mm se encuentra el antemuro como una delgada lámina de sustancia gris. Si se remueve dicho núcleo se puede visualizar la cápsula externa que lo separa del núcleo lenticular (Figura 11). Se puede observar en este momento de la disección como el núcleo caudado hace prominencia en la zona distal de la cápsula interna que se observa formando junto con las fibras del cuerpo calloso la corona radiata . Los núcleos caudado, lenticular (putamen y globo pálido) y Antemuro forman en su conjunto los núcleos de la base .

Se puede remover completamente la corteza dorsal a la corteza insular para exponer la totalidad de las fibras de la corona radiata.

La cápsula interna contiene todas las proyecciones tálamo corticales y las eferencias de la corteza al tálamo, ganglios basales, tallo encefálico y médula espinal. Cuidadosamente se puede remover la sustancia gris del núcleo lenticular para ver completamente la cápsula interna. No hay que intentar remover la cápsula interna para ver el núcleo caudado ya que es muy dificultoso en este momento de la disección (Figura 11).

Figura 11: Diferentes etapas en la disección de la cara lateral del hemisferio.

Se debe continuar la disección por la cara medial del hemisferio. Se debe comenzar superficialmente con la parte superior de la corteza profundizando solo hasta el surco del cí­ngulo , el cual forma el borde dorsal de la circunvolución del cí­ngulo . Esta circuvolución está separada del cuerpo calloso por el surco del cuerpo calloso. Suavemente se puede remover la sustancia gris de la corteza de cí­ngulo hasta llegar al fascí­culo del cí­ngulo que es una ví­a longitudinal de fibras de asociación (Figura 12).

Figura 12: Fascí­culo del Cí­ngulo. Fibras interhemisféricas del cuerpo calloso.

El cí­ngulo corre desde su origen frontal y hasta la circunvolución hipocampal .

Siguiendo con la disección se puede remover el cí­ngulo para exponer las fibras interhemisféricas del cuerpo calloso (Figura 12).

Sobre el cuerpo calloso corren las estrí­as longitudinal medial y longitudinal lateral .

Continuando con la disección se deben seguir las fibras de la rodilla del cuerpo calloso que forman el forceps menor y las fibras que pasan por el rodete que forman el forceps mayor (Figura 12).

Para exponer las fibras talámicas debemos comenzar la disección en la zona lí­mite del tálamo y siguiendo una dirección radiada centrí­fuga y se podrá observar como dichas fibras se funden en la cápsula interna juntos con las fibras centrí­petas que viajan hacia estructuras inferiores.

Si con la disección removemos completamente el tálamo podremos dejar en evidencia el haz de fibras de la ví­a córtico espinal o piramidal , así­ mismo se pueden seguir muchas de las ví­as descendentes que cursan por la corona radiata como por ejemplo el tracto córtico rubrico (Figura 13).

Figura 13: Radiaciones talámicas. Ví­as nerviosas descendentes.

Esperamos que este manual entusiasme al alumno disector y que lo anime a profundizar en los estudios de disección.

También puede interesarte...

26 Respuestas

  1. En este material de actualización frecuente sobre prolactina, se incluye un video de disección de la zona selar.

    http://knol.google.com/k/alejandro-melo-florián/hiperprolactinemia/3sktw3ldc86j2/5

  2. Este material actualizado de revisión sobre prolactina, incluye un video sobre disección en la silla turca.

    http://knol.google.com/k/alejandro-melo-florián/hiperprolactinemia/3sktw3ldc86j2/5

  3. marcelo castro dice:

    hola soy estudiante de tecnologia medica en area de imagenologia me fue muy provechoso el articulo muchas gracias

  4. jesus dice:

    me gusto esta técnica viene muy explicada, ademas esta detallada y simple de entender gracias al compañero beto por compartir esta pagina jejejejej y a usted doctor por compartir sus conocimientos.

  5. Ruben Nordinelli dice:

    Hola, en Argentina, tambien usamos otro tipo de corte. El mismo consiste en 11 cortes coronales (frontales), denominados cortes de Jakob.
    http://www.fmv-uba.org.ar/grado/medicina/ciclo_biomedico/primer_a%F1o/anatomia/catedra1/pdfs/cortes-cerebro.pdf

  6. nefthalyn dice:

    quero saber como funciones tiene neurona de cada persona .pienso yo que loque vosotro pensai tiene color,lo creera doctor

  7. hola Dr. soy estudiante de psicologia de 5 semestre y pues ando viendo que hay muchas imagenes de CORONA RADIAL O CORONA RADIATA pero nada de informacion como cual es su funcion, esta pagina esta muy interesante como medio de apoyo gracias por su tiempo

Deja un comentario