Osteomielitis del Cráneo

El cráneo es relativamente resistente a la infección, lo cual está indicado por el hecho de que la osteomielitis hematógena del cráneo es muy poco común. La osteomielitis del cráneo es poco común desde el inicio de la era antibiótica, como en el control antibiótico de la sinusitis y mastoiditis. Es, sin embargo, importante el diagnóstico y el tratamiento temprano de la osteomielitis del cráneo porque en su curso hay propensión a la formación de abscesos epidurales y la posibilidad de desarrollar un absceso cerebral.

Casos de osteomielitis hematógena son mostrados en series relativamente grandes, reportadas por otorrinos y neurocirujanos, aunque hay casos aislados reportados de meningitis hematógena, que han dado lugar a una osteomielitis de cráneo. Muchas osteo-mielitis de cráneo están relacionadas a la infección en lugares adyacentes o a traumas.

Un absceso no tratado subgaleal o subperiosteal puede progresar y comprometer al cráneo subyacente, pero la diseminación más contigua es de un seno infectado. La más frecuente es la osteomelitis del hueso frontal secundaria a una infección del seno frontal. La diseminación contigua de una célula aérea mastoidea ha sido reportada.

La osteomielitis puede seguir a una injuria o una craneotomí­a infectada. En adición las fracturas de cráneo compuestas son más susceptibles a Osteomielitis.

1. HECHOS CLí­NICOS

Los pacientes con Osteomielitis presentan un ordenamiento continuo de ser tempranamente asintomáticos, teniendo una infección fulminante que compromete la vida usualmente asociada a un Empiema Epidural o Subdural. Para propósito de discusión la presentación puede ser presentada tanto aguda como crónica.

Las agudas están limitadas al hueso frontal como una complicación de la infección del seno. El paciente está sistemáticamente tóxico y febril, hay dolor, dolorabilidad al tacto, edema sobre el hueso comprometido. Esta hinchazón del cuero cabelludo ha sido llamada “tumores soplados”; hay la propensión a la formación de un absceso epidural el cual puede producir signos neurológicos focales o aumento de la PIC.

Tomará más o menos dos semanas antes que la destrucción del hueso sea evidente en los Rayos X y, por lo tanto, estos signos están ausentes en la fase aguda.

La fase aguda o la osteomielitis aguda, es más complicada para el SNC, que la crónica porque se ven Osteomielitis epidural, abscesos subdural meningitis y absceso cerebral.

La osteomielitis crónica del cráneo siempre se presenta sin signos de toxicidad. El cuero cabelludo puede ser doloroso o hinchado con un drenaje crónico a los tractos sinusales, o sólo puede haber una hinchazón dolorosa del cuero cabelludo.

Cualquier porción del cráneo puede estar comprometida. Se han reportado muchas osteomielitis de la base de cráneo que se comportaban como tumor. Cambios en el moteado, destrucción irregular del hueso se ven en Rayos X, que ayudan en el diagnóstico de la osteomielitis crónica. Dada la irregularidad de la base del cráneo, muchas veces es difí­cil demostrar estos cambios. La TAC reconoce los signos más tempranamente.

También puede interesarte...

Deja un comentario